Tag Archives: barcelona

Entrevista a Destemps

A camino entre el Baix Llobregat, ​​la Plana de Vic y el Berguedà nace destiempo, el grupo de rock urbano de nuestra casa. Bebiendo de la escena rockera que a partir de los años 80 estalló en la península, este cuarteto de jóvenes catalanes combina unas guitarras potentes con entonaciones melódicas y letras cuidadas. El resultado: Rock & Roll cantado en catalán por dos voces con personalidad propia. Su primer EP, de título homónimo (autoeditado, 2013), y su primer disco, “Trampas al destino” (autoeditado, 2015), ya dejan entrever la dirección de un rumbo musical que acaba de empezar.

destemps

1. Como os inició en el mundo de la música y cuál es o era su motivación?

Ha llovido mucho desde nuestros inicios en el mundo de la música. Todos empezamos a tocar varios instrumentos desde pequeños y después vinieron las primeras bandas, con las que hacíamos más ruido que otra cosa. Y la motivación era la misma que la que tenemos ahora: pasárnoslo bien y disfrutar de la música, en nuestro caso del rock and roll.

2. ¿Cómo se crea el proyecto “destiempo”? De dónde sale ese nombre? Quien formáis este grupo y qué grupos habíais tenido anteriormente? Como ha ido evolucionando a lo largo del tiempo?

Destiempo se creó, como la mayoría de bandas, sin ser muy conscientes. Quim, Adrià, Ferran y Arnau, los miembros que formamos y hemos formado el grupo desde el principio, empezamos a quedar para ensayar después de haber dejado atrás otros proyectos. Y ensayo tras ensayo fuimos haciendo versiones y luego temas propios y empezamos a hacer conciertos. Vimos que funcionaba y que nos lo pasábamos bien y aquí estamos: un poco más maduros (musicalmente hablando) que al principio, pero con la misma pasión que siempre. Y preguntabas por el nombre … Pues también nos vino un día ensayando. Hacemos un estilo de música que se llevaba más hace 20 o 30 años que ahora: vamos a destiempo. Y la ‘a’ nos sobraba. Así que se quedó destiempo.

3. ¿Qué medios, colaboradores ha tenido para grabar el disco? Como os habéis promocionado como grupo?

Medios, pocos. Y colaboradores, menos. Cuesta mucho grabar un disco cuando empiezas. Hemos tenido suerte de nuestro compañero y técnico Guillermo Ventura, del estudio Rondan Rot, que nos ha puesto las cosas fáciles para que pudiéramos hacer realidad el disco. Y, a partir de aquí, nos la hemos producido y editado nosotros mismos como ya hicimos con la primera maqueta. Y nos promocionamos como podemos: cualquier mano es bienvenido. Como esta entrevista, por ejemplo. Todo suma y se debe picar mucha piedra.

4. ¿Qué se siente al tocar el Vilabarrakes de Castellar?

¿Qué te hemos de decir … una mezcla de nervios y adrenalina, como en cualquier concierto de estas dimensiones. Es una pasada, al menos así lo vivimos nosotros. Tuvimos la suerte de poder tocar hace tres años cuando apenas empezábamos y ahora los compañeros de la organización, especialmente el Beng Salinas, nos han vuelto a invitar. Los estamos muy agradecidos y ya tenemos ganas de que sea el día 11 de septiembre.

5. ¿Cómo os veis dentro del panorama de la música catalana?

Como un bicho raro, como una especie en extinción. En nuestro país, el rock ha pasado de ser prácticamente el único género musical cantado en catalán a quedar relegado al último término. Nosotros hacemos rock en catalán, pero sin reproducir los esquemas de aquel Rock Catalán que triunfó hace un par o tres de décadas. Y no nos importa que nos digan que el rock ahora no está de moda. Como diría el Drogas, de Barricada, al final el rock nunca pasa de moda porque no es una moda.

6. ¿Cómo definiría su música?

Nuestro estilo ha ido evolucionando desde el rock urbano hasta un rock más melódico y con más variantes. No nos gustan mucho las etiquetas ni queremos autolimitarse nosotros. Tocamos lo que nos sale y lo que nos gusta. A veces es más cañero, a veces más tranquilo. No tenemos manías: el rock tiene un abanico muy amplio ya nosotros nos aburre hacer siempre lo mismo.

7. ¿Cómo os planteáis los próximos conciertos? Donde podremos ver?

Allí donde nos quieran! Tocaremos en todas partes donde podamos y siempre con las mismas ganas de pasárnoslo bien y que la gente que nos venga a ver también disfrute. El rock es mucho mejor cuando se comparte. Los directos son nuestra gasolina.

8. ¿Cuál ha sido tu mejor concierto como músicos y espectadores?

Ha habido varios. Ahora mismo no sabríamos decir uno en concreto. Nos apasiona la música y siempre, en todos los conciertos, ya sea como músicos o como espectadores, hay cosas buenas y cosas malas. Pero lo importante es disfrutar y saber quedarte con las buenas. Si no, ya no estaríamos aquí hablando de ello.

9. ¿Cuáles son sus influencias musicales?

Los cuatro miembros del grupo escuchamos música muy diversa y suponemos que esto se nota en nuestras canciones: todas tienen algo diferente. Pero coincidimos en que nos ha marcado mucho el rock urbano que estalló en la década de los 80s en la península. Grupos como Extremoduro, Platero y tú, Marea, el mismo Rosendo … Pero escuchamos mucha música y todo acaba influenciando, seguro.

10. ¿Cuál es su última descubierta musical emergente?

Descubrimos grupos cada día! Hemos compartido escenario con gente que apenas empieza y que apunta maneras, y también nos gusta ir a conciertos de grupos que no conocemos por descubrir cosas nuevas. No hace falta decir nombres, lo que hay que decir es que la música está muy viva en nuestra casa y que es una lástima que a menudo no se abran más puertas y se pongan más facilidades para que explote.

11. Un lugar donde le gustaría tocar?

En cualquier bar donde haya gente dispuesta a pasar una buena noche de rock and roll. No nos marcamos metas en este sentido: lo que venga, bienvenido será.

12. ¿Qué aconsejaría a un grupo emergente que empieza ahora con su proyecto musical?

Que lo pase bien y que haga lo que le salga, lo que le guste. Y, sobre todo, que intente que el proyecto no muera en la primera de cambio. Dicen que el secreto de los grupos es que duren. La música quiere tiempo, años. A no ser que seas un virtuoso, que normalmente hay pocos.

13. ¿Qué es lo que te apasiona de la música?

La música en sí. No podríamos estar sin hacer música. Ser parte de una banda es algo que cuesta explicar si no te encuentras. Tiene muchas cosas buenas y muy pocas malas. Y vivir la música desde dentro es mucho mejor que vivirla sólo desde fuera. A hacer lo segundo ya estaremos a tiempo.

Comienza el festival Primavera Club, el vivero del Primavera Sound

Treinta y nueve artistas de estilos muy diferentes llevan sus propuestas emergentes en Barcelona

Hoy comienza el festival Primavera Club, el hermano pequeño del Primavera Sound. Se hace durante todo el fin de semana en cuatro salas barcelonesas y ofrece una degustación de las tendencias más alternativas y rompedores en el ámbito de la música independiente. Participarán un total de treinta y nueve grupos de estilos muy diferentes, que van desde el pop al folk pasando por los ritmos electrónicos y el rock. Entre los grupos cabe destacar las actuaciones de Alglers, Cristobal and the Sea, Deradoorian, US Girls o Richard Dawson.

logo Primavera Club 2015

Uno de los aciertos del Primavera Club es la cuidadosa selección que hace de los músicos emergentes y el buen nariz que tiene el festival para detectar, antes que nadie, los grupos que se pondrán de moda la próxima temporada. El cartel de este año es bien heterodoxo respecto a estilos musicales: hay desde el pop con toques electrónicos representado por la banda alemana Roosvelt hasta los sonidos más folk de Jessica Pratt o el australiano Fraser A. Gorman. También cabe destacar la oscuridad de los escoceses Naked, el personal universo de Hazte Lapón o las melodías con sabor de los 80 de Bastante.

Tampoco faltarán las apuestas más experimentales como Container, un productor musical que reinterpreta el ruido con música electrónica. En un registro diametralmente opuesto está el veterano pianista Lumbomyr Melnick. El músico ucraniano es considerado el pianista más rápido del mundo y creador de la ‘música continúa’, una técnica que le permite reinterpretar sinfonías de una hora de duración en minutos gracias a que toca una docena de notas por segundo.